First Impressions of Earth

Hoy me gusta el álbum First Impressions of Earth de The Strokes. Lo tengo en formato CD por algún rincón de la casa, pero la verdad es que hace muchísimo que no lo escucho. Hoy, sin embargo, paseándome por YouTube he dado con alguna que otra canción y empecé a escucharlas todas. Sin darme cuenta, ¡las escuché hasta en orden!

Nunca me había fijado antes, pero es un verdadero concept album a la antigua. Toda canción es a la vez una reflexión compleja, un círculo cerrado, y una pieza, un trozo de una imagen más amplia. Esto, unido a la desgana y el cinismo de la voz y las letras de Casablancas, lo convierten en una especie de oda al nihilismo. Me deja con la misma sensación de después de darme un golpe: dolor repentino, agudo, y luego una especie de anestesia que hace que toque y moleste el moratón intevitable para ver si realmente me dolió antes o era sólo una impresión.

Desde que digitalizamos la música, ha cambiado drásticamente nuestra forma de escucharla. Ponemos el shuffle y la canción que salga ya saldrá y si no nos gusta, la pasamos con un click. Se ha perdido la costumbre de hacer CDs enteros sobre un mismo tema, contando una historia o simplemente expresando la misma sensación. Sé que aún hay grupos que hacen álbumes conceptuales (la lista de Wikipedia es impresionante), lo que no sé es cuánta gente los escucha como si lo fuesen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Musica. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a First Impressions of Earth

  1. musicahora dijo:

    Sin duda aún hay muchos artistas conceptuales, como bien apuntas, pero lo cierto es que el nuevo modelo de recepción musical se basa en un consumo masivo y aleatorio de contenidos fabricados por grandes corporaciones.
    Justin Bieber, Rebeca Black, M. Cyrus,… son los nuevos modelos musicales para los jóvenes. Spotify es el nuevo modelo de los no tan jóvenes, y esto hace que sólo se escuchen las dos o tres canciones “favoritas” (más favoritas de la discográfica que tuyas).
    M. Manson sacó un CD no hace mucho: “The High End Of Low”. Conceptual, vivo, con un estilo muy alejado de lo que hacía en sus primeros años, pero que mantiene una línea clara en cada canción. Se notan los años, se nota que ya no hay tanto grito y distorsión; hay más letras y música más cuidada.
    Yo, como sabes, siempre que puedo escucho la música por CD. Es como se sabe si un músico es realmente bueno. Como los buenos periodistas, un buen músico te tendrá atrapado escuchando una canción detrás de otra, no pretendiendo que la memorices o tararees, sino que sientas lo que él sintió al componerla o interpretarla.
    De todas formas, cada vez son más los artistas que se dedican a sacar una canción pegadiza por CD: Avril Lavigne, Linkin Park y Avenged Sevenfold son para mi ejemplos paradigmáticos de esto. Siguen haciendo buenas canciones, sí, pero se nota la huella de las discográficas y de la nueva sociedad, fragmentaria, de la información.

  2. Pingback: Fetichismo y mercadería musical | Musica Ahora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s