Joey Comeau

Hoy me gusta Joey Comeau, escritor canadiense, aunque en un principio no le conocí como tal. Todo empezó con A Softer World, un webcomic que hace junto a Emily Horne. Las tiras consisten en fotos tomadas por Horne en un formato sencillo -tres paneles- con unas frases que de alguna manera describen la escena, a veces como un narrador en primera persona, a veces como un monólogo.

No es lo más bonito, ni lo más divertido que te puedas encontrar en Internet. De hecho, es todo lo contrario: triste, irónico y extraño en el mejor de los casos. Pero ese tono lúgubre, de humor negro, es precisamente lo que atrae de A Softer World.

Y ese estilo, que solo puedo comparar con el de Stephen King, se repite en toda la prosa de Joey. El primer libro suyo que leí, Overqualified, es una recopilación de cartas de presentación ficticias en los que el autor abandona la típica falsedad del género y se lanza a describir con toda sinceridad inquietudes, situaciones banales, historias más propias de la ciencia ficción, y todo lo que se le ocurra. De esta forma, Comeau deja al lector con la sensación de conocer perfectamente al autor, a pesar de saber con certeza que miente en todas y cada una de esas pequeñas confesiones.

 

"I don't want to live forever, Irving. I want to live and die and be afraid and excited and injured in a daring rooftop escape." (Overqualified, #68 Utopia Awaits!)

Después de Overqualified, llegaron las historietas, los cuentos cortos, todos ellos sucios y violentos. Una serie en particular me dejó absolutamente desconcertada: Math, tres cuentos que combinan los números y el sexo con algun que otro factor arrojado en la ecuación para acabar con todas las expectativas del lector.

Y finalmente, las novelillas de terror. Se leen en dos-tres horas y siempre me dejan sin uñas y al borde del asiento, con los pelos de punta y miedo de mirar hacia atrás. Sí, dan miedo, pero lo que realmente da miedo es que son divertidas. Una frase, una situación especialmente ridícula, un comentario del protagonista, y no puedes evitar reírte, pero luego sigues leyendo, y ¡oh Dios mio!, en el párrafo siguiente, alguien ha matado a alguien.

Es siniestro. Es encantador. Es divertido. Pero sobre todo, Joey Comeau es el escritor que hace de la situación más banal algo fantástico. Aquí os dejo enlaces de su página en Amazon y de algunas obras suyas que se pueden leer online:

¡Disfrutad!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Instantáneas, Literatura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s